APLN, Agencia de Prensa Lima Norte
Lima Norte, Home
07:47 am  22/11/2017, Lima Norte, Perú

Gripe Porcina: los culpables, los que se aprovechan, los que sufren

Influenza porcina: un sistema alimentario que mata
La industria de la carne desata una nueva plaga
GRAIN, Abril de 2009
México se encuentra sumido en una repetición infernal de la emergencia de la gripe (o influenza) aviar en Asia, aunque con un mayor grado de mortalidad.

Una vez más, la respuesta oficial de las autoridades llega demasiado tarde y plagada de falsedades. Y otra vez más, la industria mundial de la carne es el centro de la situación y fabrica todo tipo de desmentidos a medida que se acumula evidencia sobre su papel en la crisis. Sólo cinco años después del inicio de la crisis de gripe aviar causada por el virus H5N1 y luego de otros tantos años de una estrategia mundial contra las pandemias de influenza coordinada por la organización Mundial de la salud (OMS) y la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), el mundo está atónito con el desastre provocado por la gripe porcina. La estrategia global ha fracasado y debemos reemplazarla con un sistema público de salud en el que la población pueda confiar.

Lo que sabemos de la situación en México es que oficialmente han muerto más de 150 personas debido a una nueva variante de gripe porcina que, en realidad, es un cóctel genético de los virus de las cepas de influenza porcina, aviar y humana.  El nuevo virus ha evolucionado hasta convertirse en una forma que se transmite fácilmente de persona a persona y es capaz de matar gente que hasta el momento era perfectamente saludable.  No sabemos con exactitud dónde se produjo la evolución y recombinación genéticas, pero el sitio obvio para buscar su origen está en los criaderos industriales de México y Estados Unidos[1]

Los expertos han alertado por años que el aumento de criaderos industriales en gran escala en América del Norte ha creado las condiciones perfectas para el surgimiento y  dispersión de nuevas formas de influenza altamente virulentas. “Debido a que los sistemas de alimentación tienden a concentrar grandes cantidades de animales en muy poco espacio, facilitan la rápida transmisión y mezcla de los virus”, dijeron investigadores del Instituto Nacional de Salud (NIH) de Estados Unidos en 2006.[2] Tres años antes, la revista Science advirtió que la gripe porcina evolucionaba una vez más en fase rápida por el aumento en el tamaño de los criaderos industriales y al uso generalizado de vacunas en estos establecimientos.[3] Se repite la historia de la gripe aviar. Las condiciones insalubres y de hacinamiento de los criaderos hacen posible que con mucha facilidad el virus se recombine y desarrolle nuevas formas. Una vez que esto ocurre, el carácter centralizado de la industria garantiza que la enfermedad se disemine a lo largo y ancho, ya sea por las heces fecales, el alimento, el agua, o incluso las botas de los trabajadores.[4] Sin embargo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos “no existe un sistema nacional de monitoreo que determine cuáles son los virus que prevalecen en la población porcina de Estados Unidos”[5]. La situación es la misma en México.

Las comunidades en el epicentro

Algo que sí sabemos acerca del brote de gripe o influenza porcina en México es que la comunidad de La Gloria en el estado de Veracruz estuvo intentando que las autoridades respondieran a un brote virulento de una extraña enfermedad respiratoria que los afectó en los últimos meses. Los habitantes de La Gloria tienen la certeza que la enfermedad está relacionada con la contaminación provocada por el gran criadero de cerdos recientemente instalado por Granjas Carroll, una subsidiaria de la empresa estadounidense Smithfield Foods, el mayor productor de cerdos del mundo.

Después de innumerables esfuerzos de la comunidad por lograr la ayuda de las autoridades —esfuerzos que fueron respondidos con el arresto de varios líderes comunitarios y con amenazas de muerte contra quienes hablaran contra las instalaciones de la empresa Smithfield— a fines de 2008 algunos funcionarios locales de salud decidieron investigar. Las pruebas revelaron que más del 60% de la población de 3 mil personas estaban infectadas con una enfermedad respiratoria, pero las autoridades no confirmaron de qué enfermedad se trataba. Smithfield negó cualquier conexión de la afección con sus instalaciones. Apenas el 27 de abril de 2009, días después que el gobierno federal mexicano anunciara oficialmente la epidemia de influenza porcina, la prensa reveló  que  el primer caso diagnosticado en el país fue el de un niño de 4 años de la comunidad de La Gloria, el 2 de abril de 2009. El secretario de Salud de México dice que la muestra que le tomaron al niño fue la única de esa comunidad que las autoridades conservaron. Ello a pesar que una firma privada de evaluación de riesgos estadounidense, Veratect, había notificado a funcionarios de la OMS en la región de los brotes de la potente enfermedad respiratoria en La Gloria desde principios de abril de 2009.[6]Cuando a la muestra obtenida del niño se le hicieron pruebas de laboratorio, se confirmó que era influenza porcina.[7]

El 4 de abril de 2009, el periódico mexicano La Jornada publicó un artículo sobre la lucha de la comunidad La Gloria con la foto de un niño en una manifestación sosteniendo una pancarta con un dibujo de un cerdo y la leyenda: “Peligro, Granjas Carrolls”[8].

Sobre las pandemias de gripe en general, sabemos que la proximidad de criaderos industriales de cerdos y pollos aumenta los riesgos de recombinación viral y el surgimiento de nuevas cepas virulentas de gripe. Se sabe, por ejemplo, que los cerdos criados cerca de las granjas industriales de pollos en Indonesia  tienen altos niveles de infección del virus H5N1, la variante mortal de la gripe aviar.[9] Los científicos del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos han advertido que “el número cada vez mayor de criaderos de cerdos en las cercanías de criaderos de aves podría promover aún más la evolución de la próxima pandemia.”[10]
Aunque no se ha informado mayormente al respecto, en la región aledaña a la comunidad de La Gloria hay también muchos otros grandes criaderos de pollos. En septiembre de 2008, hubo un brote de gripe aviar en la región. En ese momento, las autoridades veterinarias le aseguraron al público que sólo era un brote local de un tipo de virus poco patógeno que afectaba a las aves de corral. Pero ahora sabemos, gracias a la información que brindó el presidente de la Comisión Ambiental del Estado de Veracruz, Marco Antonio Núñez López, que también hubo un brote de gripe aviar en un criadero industrial ubicado a unos 50 kilómetros de La Gloria, propiedad del mayor productor de aves de México, Granjas Bachoco, brote que no fue dado a conocer por temor a lo que podría implicar para las exportaciones mexicanas.[11] No hay que olvidar que un componente común en el alimento industrial de cerdos es la gallinaza, una mezcla de todo lo que se acumula en el piso de los gallineros industriales: heces fecales, plumas y cama animal.

¿Podría haber una situación más ideal para el surgimiento de una pandemia de influenza que un área rural pobre, llena de criaderos industriales propiedad de empresas transnacionales a los que les importa un bledo el bienestar de la población local? Los residentes de La Gloria han intentado resistirse por años al criadero de Smithfield. Y durante meses intentaron que las autoridades hicieran algo en relación a la extraña enfermedad que los afecta. Siguen ignorados. Sus voces no lograron hacer llegar ni una sola señal al radar del sistema mundial de detección de enfermedades emergentes de la Organización Mundial de la Salud. Los brotes de gripe aviar en Veracruz tampoco detonaron una respuesta de la Organización Mundial de Sanidad Animal. Las noticias surgieron solamente de fuentes privadas.[12] Y a esto se le llama monitoreo mundial.

Mañas empresariales

No es la primera ni la última vez que los criaderos industriales ocultan brotes de enfermedades y ponen en peligro la vida de la gente. Es la naturaleza de su negocio. Hace unos dos años en Rumania, Smithfield se negó a que las autoridades locales entraran a sus criaderos de cerdos luego que la población local se quejó de la fetidez proveniente de cientos de cadáveres de puercos que durante días dejaron pudrir en los criaderos. “Nuestros doctores no pudieron acceder a las instalaciones de la empresa estadounidense para efectuar inspecciones de rutina,” dijo Csaba Daroczi, director adjunto de la Autoridad de Higiene y Veterinaria de Timisoara. “Cada vez que lo intentaban, los guardias los alejaban. Smithfield propuso que firmáramos un acuerdo que nos obligaría a avisarles de cualquier inspección con tres días de anticipación.”[13] Más tarde se supo que Smithfield había estado ocultando un brote de grandes proporciones de fiebre porcina clásica en sus criaderos en Rumania.[14]

En Indonesia, donde la gente aún muere de gripe aviar y donde muchos especialistas creen que va a surgir el virus de la próxima pandemia, las autoridades aún no pueden entrar en algunos grandes criaderos industriales sin el permiso de las empresas.[15] En México, las autoridades rechazaron los llamados a investigar Granjas Carroll y acusaron a los residentes de La Gloria de diseminar la infección por “usar remedios caseros en vez de ir a los centros de salud para curarse de la gripe.”[16]
Los criaderos industriales son bombas de tiempo que pueden detonar epidemias mundiales. Sin embargo, aún no hay programas para enfrentarlos, ni siquiera programas independientes de monitoreo de posibles enfermedades. A nadie en las alturas parece importarle, y probablemente no es una coincidencia que estos criaderos tiendan a instalarse en las comunidades más pobres, las que sufren mucho por intentar que se sepa la verdad. Peor aún, es ya una proporción tan grande de nuestra alimentación la que proviene de este sistema, que la principal tarea de los sistemas gubernamentales de seguridad alimentaria parece ser la de aplacar los temores y mantener a la gente comiendo. Smithfield tiene problemas financieros y apenas la semana pasada negociaba su venta con COFCO, la mayor agroindustria china.[17]

Mientras tanto, la industria farmacéutica está lucrando en grande con la crisis. Por la emergencia, el gobierno de Estados Unidos abrió un hueco en su sistema de autorización para permitir que antivirales como Tamiflu y Relaxin sean utilizados más ampliamente en quienes sufran de gripe que lo autorizado hasta ahora. Esto es una excelente noticia para Roche, Gilead y Glaxo SmithKline, quienes tienen el monopolio de estos fármacos. Lo más importante, es que las acciones cambiarias de varios otros productores de vacunas más pequeños subieron de precio en forma dramática.[18] Novarax está intentando convencer a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y al gobierno mexicano que pueden fabricar una vacuna contra la influenza porcina en no más de 12 semanas si se relajan las reglamentaciones para efectuar pruebas.

Un cambio radical

Es claro que el sistema global para lidiar con los problemas de salud provocados por la industria alimentaria transnacional está totalmente de cabeza. Su sistema de monitoreo es un fiasco, los servicios de salud pública y de atención veterinaria situados en el frente de batalla están en ruinas, la autoridad para impartirlos se puso en manos de la iniciativa privada, y sus intereses obedecen a la lógica del status quo. Entretanto, a la gente se le dice que se mantenga en casa y que cruce los dedos para que funcione el Tamiflu o para que surja una nueva vacuna a la pueden o no tener acceso. Ésta no es ya una situación tolerable; se requieren acciones que nos lleven a un cambio radical, ahora mismo.
En el caso específico de la influenza porcina en México, el cambio podría comenzar si se impulsa una meticulosa investigación independiente sobre los criaderos industriales de puercos y pollos en Veracruz, por todo el país y en Estados Unidos. Es necesario que el pueblo de México conozca la fuente del problema, de tal modo que pueda tomar las medidas adecuadas para cortar la epidemia desde sus mismas raíces y se asegure de que no vuelva a ocurrir.

En el nivel internacional, es importante frenar y comenzar a revertir la expansión de los criaderos industriales. Son éstos los caldos de cultivo de la pandemia y lo seguirán siendo mientras existan. Es inútil hacer un llamado a que haya un viraje total en la estrategia global conducida por la OMS, puesto que la experiencia con la gripe aviar demuestra que ni la OMS ni la Organización Mundial de Sanidad Animal, ni la mayoría de los gobiernos van a asumir una línea dura contra los criaderos industriales. De nuevo, es la gente la que tiene que tomar la delantera y protegerse a sí misma. Por todo el mundo, hay miles de comunidades que luchan contra las granjas fabriles. Estas comunidades están al frente de la lucha por la prevención pandémica. Es necesario que las resistencias locales contra los criaderos industriales se conviertan en un movimiento mundial para abolirlos.

Pero el desastre de la influenza porcina en México tiene que ver también con un problema de salud pública mucho más grande. Las amenazas a la salud del consumidor que son inherentes al sistema alimentario industrial, se combinan con una tendencia global a privatizar por completo el sistema de atención a la salud, lo que ha destruido la capacidad de los sistemas públicos de responder a las crisis. Se combinan también con las políticas que promueven la migración a las mega-ciudades donde las políticas de salubridad y de salud pública son patéticas e inadecuadas. (El brote de influenza porcina golpeó la ciudad de México, una metrópolis de más de 20 millones de habitantes, justo cuando el gobierno realizó cortes de agua en muchos barrios de la ciudad, lo que afecta, sobre todo,  a las zonas más pobres.) El hecho de que la detección de los brotes de la enfermedad tengan que venir de las firmas privadas de consultoría, que los gobiernos y las agencias de Naciones Unidas se queden callados sin hacer nada ante tal información y el hecho de que tengamos que depender de un puñado de farmacéuticas para producir remedios no totalmente probados pero sí patentados a fondo, nos dice que las cosas fueron ya muy lejos. Requerimos sistemas de salud pública y de alimentación que de veras tengan un programa que no sólo responda a los intereses de la gente. Necesitamos sistemas que rindan cuentas.

Es revelador que Vásquez Nagoya y Pablo Jair Ortega Díaz, autores del artículo y las fotos a continuación y director y subdirector e Notisur respectivamente acaben de renunciar, su explicación en http://enlace.vazquezchagoya.com/ es también sintomática, porque no señala motivos, sòlo se despiden “con la frente en alto”.


Las dichosas lagunas de oxidación, donde se concentra el excremento, sangre y demás desecho de los cerdos, con tubería rota
En la laguna, un cerdo muerto en descomposición
Este es el cuidado de Granjas Carroll para sus cerdos muertos expuestos a que se los coma un animal de rapiña
Los cerdos los tiran, porque de seguro nada más deben tener una carretilla para arrastrarlos
Este el famoso biodigestor para “crear” electricidad. Arriba cuando están entrando en proceso, y abajo cuando en avanzada descomposición “generan” hasta chispas.
Bodegas que son foco de infección, como se puede ver en el detalle, donde las bardas están llenas de moscas (los puntitos negros)

Para más información acerca de estas fotos ver : http://enlace.vazquezchagoya.com/?p=812

Abril 27, 2006 07:48pm

César Augusto Vázquez Chagoya.- Tres hechos para que nos demos cuenta de que el tiempo en Valle de Perote no ha cambiado desde el Porfiriato. Tal vez sea el frío que se empieza sentir después de las 2 de la tarde en época de calor, y el constante ambiente gélido en las demás épocas del año, que da lugar a que se conserven las cosas y los humanos.

Un monumento a la salud que ya no sirve como un hospital neumológico, una normal desaparecida y un fuerte colonial que ahora sirve como cárcel, pero que entre sus muros vivió la muerte del mejor duranguense-jarocho que hayamos tenido y primer Presidente de México después de la independencia: Guadalupe Victoria, un verdadero héroe. Su lecho de muerte, también es la cuna del Heroico Colegio Militar.

1.- La compañía norteamericana productora de cerdos “Granjas Carroll” se instala en Valle de Perote en 1994, y su primer problema lo tuvo con los grandes productores de tabiques para la construcción, porque los trabajadores eran mejor pagados en las granjas, y bajo amenazas de bloquear sus instalaciones, la obligaron a bajar los salarios.

2.- Un cafetero, teniendo sus terrenos el mejor café de altura, no puede comercializarlo y para darle valor, puso una cafetería en Coatepec y se quejaba: “De nada nos sirve de que la Nestlé tenga su fabrica aquí y no compre café para elaborar su famoso Nescafé. No sabemos porqué traen café de mala calidad desde Centroamérica y Asia, cuando aquí hay del mejor del mundo”.

La respuesta fue rápida: en la congregación de Ocotitlán, municipio de Ixhuatlán de Café, lugar cercano entre Huatusco y Coscomatepec (donde librara sus mejores batallas el General Guadalupe Victoria) la empresa suiza Nestlé dona aulas para telebachillerato y para ese fin vino a ese lugar Gerhard Berssenbrugge.

El que comanda la Nestlé en México, premiaba a la comunidad veracruzana con dos aulas, por haber aceptado en sembrar el “café robusta”, que es de los más corrientes. En ese acto, donde que presidió el gobernador Fidel Herrera Beltrán, éste agradeció públicamente la presencia de Eduardo Esteve como uno de los grandes inversionista en el país con “Granjas Carroll”, a quien lo invitó a invertir en Veracruz, la tierra de las oportunidades y porque necesitamos empleos.

3.- A poco menos de 10 años de funcionar “Granjas Carroll” en la región de Perote, comunidades de varios municipios entre ellos incluidos los poblanos, sabían que a la empresa “Carroll” en su propio país, especialmente en el estado de Virginia, les habían impuesto la multa más grande en la historia de Estados Unidos por contaminar y también encarcelaron a sus directivos por falsear informes. Ahora, donde están instaladas las granjas en la región de Perote, apesta a kilómetros, además de contaminar los mantos de agua, y son un foco de infección para la población.

“Granjas Carroll”, que produce más de 800 mil cerdos al año y dan empleo a 600 trabajadores en diversos lugares del Valle de Perote, afectan a una población de cerca de 30 mil habitantes, quienes a pesar de haberse quejado con todas las autoridades, realizar manifestaciones y les hayan dado la razón organismos de derechos humanos como la Agustín Pro, no se resuelve el problema de contaminación, porque los norteamericanos gozan del apoyo de las autoridades estatales y federales, así como el poder regional para seguir vejando a la ecología y a los ciudadanos mexicanos.

A principios de este año, se recrudecieron las protestas en contra de las “Granjas Carroll”, sumándose a esto el diputado local por el PRD, Atanasio García Durán, y por ese sólo ese hecho, los grupos políticos de la región de Perote ubicados en el PRI por tradición, se pusieron con sus voceros a defender a los norteamericanos, con el argumento de que como tenían tanta tecnología, la empresa aprovechaba todo y que no podía contaminar. Lo que no decían es qué hacia “Carroll” con los cerdos muertos que no soportan tanta penicilina para engordarlos apresuradamente, ni ha donde iba el agua con los excrementos, ni la sangre de los sacrificios etc.

Acompañado de lo anterior, “Carroll” emprendió una campaña mediática en los periódicos de Xalapa y en contestación, el diputado García Durán, llevó a reporteros de diversos diarios, quienes de manera honesta constataron los cerdos muertos tirados en el suelo o en carretillas, y también la prepotencia de la empresa en tapar los caminos de todos con sus empleados, tanto que fueron detenidos los bloqueadores por la policía. Norteamericanos dueños de nuestras tierras, apoyados por los nuevos “Miramón”, aquellos que ofrecieron la corona de México a Napoleón de Francia.

Con toda la cochinada de “Carroll”, los organismos públicos en poner orden a nuestra ecología, simplemente no actúan. Viene la pobre óptica de que aunque contaminen, están generando empleos. La pobreza radica en que esta empresa norteamericana puede y debe proteger el medio ambiente como lo hacen los porcicultores veracruzanos en San Juan Evangelistas, en concreto, la familia Gómez Aguayo, quienes en 10 años han duplicado su producción y sus granjas no huelen. En esas granjas, no ve usted en los corrales suciedad, ni animales muertos y las aguas son tratadas. Mientras tanto, “Carroll” anda con el cuento de que a través de sus “biodigestores” con animales y excremento van a producir electricidad, pero sólo vea la entrada de los famosos biodigestores, que no se cierran por lo oxidado que están. (Fotos: www.enlaceveracruz212.com.mx).

Las aguas de “Carroll” van a hondonadas que causan una pestilencia y así se filtra a la tierra. No sabemos si por 600 empleos creados por los norteamericanos, el gobierno de Fidel Herrera Beltrán está dispuesto a envenenar a 30 mil de sus ciudadanos. Para el colmo de la protección, el subsecretario de Desarrollo Económico del Estado, Antonio Cazarín, anunció que para evitar que “Carroll” se vaya del estado (como amenazó por el rechazo de la población), el Gobierno del Estado contratará a una empresa española para que se encargue de la contaminación. ¿Recursos públicos para ayudar a una empresa millonaria norteamericana que nos envenena?

¿Usted cree que ya terminó todo? Pues no. En una acción que avergüenza a los veracruzanos, tomando en cuenta lo “obsequioso” de las palabras del gobernador Herrera en Ixhuatlán de Café a “Carroll”, la defensa de los “Miramones” ligados al PRI en Perote por Carroll, el anuncio de apoyo del subsecretario de Economía a la empresa norteamericana, sólo podemos pensar que todo está solapado por el gobernador de Veracruz.

El Agente del Ministerio Público de Perote, Adán Gabriel Márquez Limón, pidió al Juez Alberto Barrera Vázquez, órdenes de aprehensión en contra de los que crítican y se movilizan en contra de la norteamericana “Carroll de México”, porque la empresa los acusó de difamarla.

Nadie es más responsable que el gobernador de Veracruz, quien ha de creer a un año y medio de su mandato, que puede dejar el Porfiriato en la región de Perote, donde prevalece el cacicazgo de los Yunes Turbay, Yunes Suárez y ahora Yunes Zorrilla, de esta última familia donde sale el candidato al Senado por el PRI. A esta familia se unen los Baltasar de Altotonga y los talamontes de Las Vigas. Ya no se conforman con haber devastado el Cofre de Perote, sino que ahora hasta a los “disidentes” los encarcelan como en el Porfiriato.

Entre las órdenes de aprehensión, en donde se señala como la principal “hostigadora del orden público” a la señora María Verónica Hernández Argüellos y otros ciudadanos valientes de diversas comunidades del Valle de Perote, también se involucra a periodistas que fueron a dar testimonio para sus medios de la contaminación sobre lo que provoca “Carroll de México”. ¿Para eso promueve el gobernador la defensoría para los periodistas?

¿Habrá un derecho divino para que los norteamericanos nos atropellen en nuestra tierra con la ayuda de los “Miramones”?

Epidemia de lucro

Silvia Ribeiro (Investigadora del Grupo ETC)

http://www.jornada.unam.mx/2009/04/28/?section=opinion&article=020a1pol

La nueva epidemia de influenza porcina que día a día amenaza con expandirse a más regiones del mundo, no es un fenómeno aislado. Es parte de la crisis generalizada, y tiene sus raíces en el sistema de cría industrial de animales, dominado por grandes empresas trasnacionales.

En México, las grandes empresas avícolas y porcícolas han proliferado ampliamente en las aguas (sucias) del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Un ejemplo es Granjas Carroll, en Veracruz, propiedad de Smithfield Foods, la mayor empresa de cría de cerdos y procesamiento de productos porcinos en el mundo, con filiales en Norteamérica, Europa y China. En su sede de Perote comenzó hace algunas semanas una virulenta epidemia de enfermedades respiratorias que afectó a 60 por ciento de la población de La Gloria, hecho informado por La Jornada en varias oportunidades, a partir de las denuncias de los habitantes del lugar. Desde hace años llevan una dura lucha contra la contaminación de la empresa y han sufrido incluso represión de las autoridades por sus denuncias. Granjas Carroll declaró que no está relacionada ni es el origen de la actual epidemia, alegando que la población tenía una gripe común. Por las dudas, no hicieron análisis para saber exactamente de qué virus se trataba.

En contraste, las conclusiones del panel Pew Commission on Industrial Farm Animal Production (Comisión Pew sobre producción animal industrial), publicadas en 2008, afirman que las condiciones de cría y confinamiento de la producción industrial, sobre todo en cerdos, crean un ambiente perfecto para la recombinación de virus de distintas cepas. Incluso mencionan el peligro de recombinación de la gripe aviar y la porcina y cómo finalmente puede llegar a recombinar en virus que afecten y sean trasmitidos entre humanos. Mencionan también que por muchas vías, incluyendo la contaminación de aguas, puede llegar a localidades lejanas, sin aparente contacto directo. Un ejemplo del que debemos aprender es el surgimiento de la gripe aviar. Ver por ejemplo el informe de GRAIN que ilustra cómo la industria avícola creó la gripe aviar (www.grain.org).

Pero las respuestas oficiales ante la crisis actual, además de ser tardías (esperaron que Estados Unidos anunciara primero el surgimiento del nuevo virus, perdiendo días valiosos para combatir la epidemia), parecen ignorar las causas reales y más contundentes.

Foto María Luisa Severiano

La nueva epidemia no es un fenómeno aislado. Es parte de la crisis generalizada, y tiene sus raíces en el sistema de cría industrial de animales, dominado por grandes empresas trasnacionales. La imagen fue captada ayer en la terminal de autobuses de oriente

Más que enviar cepas del virus para su secuenciación genómica a científicos como Craig Venter, que se ha enriquecido con la privatización de la investigación y sus resultados (secuenciación que, por cierto, ya fue hecha por investigadores públicos del Centro de Prevención de Enfermedades en Atlanta, Estados Unidos), lo que se necesita es entender que este fenómeno se va a seguir repitiendo mientras prosigan los criaderos de estas enfermedades.

Ya en la epidemia, son también trasnacionales las que más lucran: las empresas biotecnológicas y farmacéuticas que monopolizan las vacunas y los antivirales. El gobierno anunció que tenía un millón de dosis de antígenos para atacar la nueva cepa de influenza porcina, pero nunca informó a qué costo.

Los únicos antivirales que aún tienen acción contra el nuevo virus están patentados en la mayor parte del mundo y son propiedad de dos grandes empresas farmacéuticas: zanamivir, con nombre comercial Relenza, comercializado por GlaxoSmithKline, y oseltamivir, cuya marca comercial es Tamiflu, patentado por Gilead Sciences, licenciado en forma exclusiva a Roche. Glaxo y Roche son la segunda y cuarta empresas farmacéuticas a escala mundial y, al igual que con el resto de sus fármacos, las epidemias son sus mejores oportunidades de negocio.

Con la gripe aviar, todas ellas obtuvieron cientos o miles de millones de dólares de ganancias. Con el anuncio de la nueva epidemia en México, las acciones de Gilead subieron 3 por ciento, las de Roche 4 y las de Glaxo 6 por ciento, y esto es sólo el comienzo.

Otra empresa que persigue este jugoso negocio es Baxter, que solicitó muestras del nuevo virus y anunció que podría tener la vacuna en 13 semanas. Baxter, otra farmacéutica global (en el lugar 22), tuvo un accidente en su fábrica en Austria en febrero de este año. Le envió un producto contra la gripe a Alemania, Eslovenia y la República Checa, contaminado con virus de gripe aviar. Según la empresa, fueron errores humanos y problemas en el proceso, del cual no puede dar detalles, porque tendría que revelar procesos patentados.

No sólo necesitamos enfrentar la epidemia de la influenza: también la del lucro.

Afectados por extraña enfermedad, 60% de pobladores de La Gloria

Desde marzo, “variante” de influenza en Veracruz / Lunes 27 de Abril del 2009

http://www.lajornadasanluis.com.mx/2009/04/27/pol15.php

Debido al brote de la epidemia de influenza porcina que se viene presentando en varios estados del país, incluido San Luis Potosí, es preciso hacer referencia a la información que Andrés Timoteo, corresponsal del diario La Jornada nacional en Veracruz, documentó el 5 de abril del año en curso.
Desde Zapateando, Jalapa, el reportero entraba su nota con la siguiente aseveración “Brote de males respiratorios. Acusan a Granjas Carroll. Reportan deceso de tres menores; lugareños responsabilizan a empresa. La Secretaría de Salud estableció un cerco epidemiológico en el poblado La Gloria, municipio de Perote, debido a que a sus habitantes los está afectando un extraño brote de infecciones respiratorias agudas, las que en algunos pequeños se convirtieron en bronconeumonía”.
Agregaba que, aunque los lugareños aseguran que tres niños menores de dos años fallecieron y 60 por ciento de los tres mil habitantes, se encuentran afectados de las vías respiratorias, las autoridades del sector salud afirmaban que no hay elementos para ligar directamente la muerte de los infantes con este brote epidémico en las faldas del Cofre de Perote, pero se dice en la nota que los pobladores atribuyen la aparición de las infecciones a la contaminación generada por los criaderos de cerdos de la trasnacional Granjas Carroll.
Continúa informando el corresponsal que esta empresa ha provocado la contaminación en los cuerpos de agua y la atmósfera desde hace varios años en el sur del Valle de Perote, agrega que desde febrero pasado, la agente municipal Bertha Crisóstomo solicitó apoyo a las autoridades sanitarias, pues decenas de familias se enfermaron súbitamente de las vías respiratorias.
Los síntomas que presentaban los pobladores de aquel lugar, según testigos, eran “altas temperatura, tos muy fuerte y flemas, caen en cama como si fuera una infección de las que aparecen en tiempos de frío, pero estamos con calores tremendos”, uno de estos testigos fue José Manuel Hernández, un campesino que perdió a su hijo de 22 meses de edad, quien “comenzó a toser de pronto y tenía mucha temperatura, lo llevamos al doctor y nos dijo que nada se puede hacer”.
La nota precisaba que una historia similar relataba Ernesto Apolinar, por su parte Orlando Uscanga, de la jurisdicción sanitaria en Jalapa, admitió que hay el reporte de tres niños fallecidos, y aunque “no están relacionados y fueron casos aislados, no saldremos de ahí hasta que sea atendida toda la población”.
Manuel Lila de Arce, secretario de Salud estatal, admitió, en ese entonces, que se decretó alerta epidemiológica en el poblado La Gloria, a donde se trasladaron 30 brigadas para vacunar contra la influenza a los pobladores, aunque los médicos descartan que se trate de ese mal.
Para los pobladores de la zona, lo que provocó la epidemia de males respiratorios en Perote es la contaminación de las lagunas de oxidación de La Gloria, al verter desechos fecales porcícolas, en donde emanan grandes nubes de moscas.
Según los facultativos estatales y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el vector epidémico serían las nubes de moscas que despiden las granjas porcícolas y las lagunas de oxidación donde la empresa mexicana-estadunidense arroja toneladas de estiércol.
Desde el 20 de enero de 2006, el entonces diputado local perredista Atanasio García Durán mostró documentos a La Jornada en los que se refiere que la trasnacional Granjas Carroll fue sancionada y expulsada de Carolina del Norte y Virginia, Estados Unidos, por la contaminación ambiental que provocó.
Los pobladores de La Gloria también sospechan que las lagunas de oxidación construidas por Granjas Carroll alrededor del poblado, en las comunidades de Quechulá y Xaltepec, en Chiautla (Puebla) y Perote (Veracruz), carecen de membrana ecológica para evitar filtraciones al subsuelo, cuyos mantos acuíferos alimentan los manantiales de la zona.
Además denunciaron reiteradamente el foco infeccioso a cielo abierto; no obstante, las autoridades federales y estatales no los atendieron, y apenas hoy la Secretaría de Salud estatal y el IMSS dispusieron aplicar un cerco sanitario. Ya son 400 las personas atendidas; sin embargo, gripas, neumonías y bronconeumonías afectan a 60 por ciento de los tres mil habitantes de La Gloria, manifestaron.
Toda la gente fue inmunizada contra la influenza, en tanto la fumigación de casas y patios cumple cinco días. Pero el “barrido epidemiológico” se inicia esta semana y abarcará los sembradíos, luego de que el brote infeccioso se desató el 10 de marzo pasado.

Pobladores también son responsables: diputado

Sin embargo -y pese al estado de alerta epidemiológica- el diputado local por Perote, Joel Arcos Roldán, minimizó los hechos y responsabilizó a los pobladores de propagar la infección “por utilizar remedios caseros en vez de ir a centros de salud para curarse la gripe”.
El legislador priísta negó desatender las denuncias por contaminación contra Granjas Carroll. “No somos investigadores judiciales ni médicos para saber lo que está pasando”, repuso exasperado ante los cuestionamientos. No obstante, hizo saber que el Congreso local solicitó a la empresa toda la documentación y certificados ambientales de las tres lagunas de oxidación, pero hasta la fecha sólo ha entregado el expediente de una.

Trasnacional denunciada en 2007, posible causa de afecciones

Cerco sanitario en Perote, tras muerte en marzo de bebé por gripe porcina

Espera en Jalapa, Veracruz, este lunes para adquirir cubrebocas Foto Sergio Hernández

Andrés T. Morales

Corresponsal / http://www.jornada.unam.mx/2009/04/28/?section=politica&article=012n2pol

Jalapa, Ver., 27 de abril. La Secretaría de Salud del estado informó que mantendrá en la comunidad de La Gloria, municipio de Perote, un cerco sanitario que incluirá chequeos médicos a todas las personas que entren o salgan. En esta comunidad dos bebés de ocho y cuatro meses murieron en febrero y marzo pasados, según las autoridades de neumonía, y este domingo se confirmó que el único caso de fiebre porcina en Veracruz se dio precisamente aquí en marzo, en un niño de cinco años que ya superó el cuadro.

Alejandro Escobar Meza, subdirector de prevención y control de enfermedades de la Secretaría de Salud, descartó la exhumación de los cadáveres de otros dos pequeños fallecidos y aseguró que los exámenes realizados en su momento confirmaron que murieron por neumonía bacteriana y no por influenza.

Pese a que anteriormente la dependencia negó la existencia de cuadros de influenza en esa comunidad, Escobar reveló este domingo que dos casos resultaron positivos, uno de tipo B, la infección estacional, y el segundo, del niño Édgar Hernández Hernández, con la cepa H1N1, de fiebre porcina.

Apuntó que no hemos salido de La Gloria; ahí seguimos atendiendo la situación y monitoreando a la población […] aunque la curva de infecciones ya retornó a la normalidad. El gobernador del estado, Fidel Herrera, visitó hoy el poblado y se fotografió con el pequeño sobreviviente de influenza porcina.

Hoy, el delegado de la Sagarpa en el estado, Octavio Legarreta Guerrero, informó que este fin de semana se supervisó el valle de Perote y que se otorgó atención especial a la comunidad La Gloria con el objetivo de identificar la situación sanitaria de la porcicultura local; no fue identificado ningún caso en cerdos con sintomatología respiratoria asociada a un posible padecimiento de influenza porcina.

El correspondiente comunicado de prensa de la Sagarpa termina así: Se mantienen actividades de vigilancia epidemiológica en la región, con participación de personal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y técnicos de la delegación. Ni en Perote, ni en ninguna parte del país se ha registrado un solo caso de cerdos infectados.

El pasado 20 de marzo, Bertha Crisóstomo, agente municipal de La Gloria, solicitó apoyo a la Secretaría de Salud por un brote de infecciones respiratorias que afectaba a 60 por ciento de los 3 mil habitantes del poblado, unas mil 600 personas.

Como no obtuvo respuesta oficial, habló a los medios de comunicación. Narró a La Jornada que dos bebés, uno de ocho meses y otro de cuatro, habían muerto el 25 de febrero y el 24 de marzo por neumonía. Ninguno de los dos contaba con acta de nacimiento.

Uno, hijo de María Hernández, falleció en la clínica Guadalupe Victoria, en Puebla, y el segundo en el Hospital Civil de Perote tras 15 días en terapia intensiva, según señaló su abuelo, Ernesto Apolinar.

Crisóstomo denunció –La Jornada 06/4/2009– que los criaderos de cerdo de la trasnacional Granjas Carroll de México habrían sido el origen del brote de infecciones respiratorias en La Gloria, pues en el valle de Perote vierten desechos químicos, orgánicos y fecales a lagunas de oxidación a cielo abierto.

Las denuncias de contaminación datan de 2007. El 10 de enero de ese año, un grupo de ciudadanos de las comunidades de la región –son los límites entre Puebla y Veracruz– bloqueó la carretera federal Achichica-Perote, para exigir el retiro de los criaderos. El mal olor y las nubes de moscas no dejaban vivir a los vecinos de la trasnacional.

El 8 de abril de 2008, Guadalupe Serrano Gaspar, de 66 años, fue detenida por policías que la llevaron al penal de San Miguel, en Puebla, acusada por el gobierno de Mario Marín de atentar contra las vías generales de comunicación. Pagó una fianza de 8 mil 500 pesos y salió libre. Cinco de los participantes en el bloqueo, entre ellos Bertha Crisóstomo, tienen procesos abiertos en la procuraduría de Veracruz.

Vivir en el poblado La Gloria es igual a someterse a los dictados de la poderosa empresa Granjas Carrol de México. Encarar al consorcio que contamina agua y aire, dicen sus habitantes, es pelear en solitario con un monstruo que ha cooptado a las autoridades para evadir cualquier castigo (La Jornada, 12/4/2009), así empieza la información publicada por el diario en esa fecha, donde los habitantes y ambientalistas platican de los procesos por difamación que tienen abiertos ante autoridades de Puebla y Veracruz.


Compilación: Luis Bolaños De la Cruz


Deje un comentario

  • Bitel
  • Aniversario del Distrito Independencia
  • 翻譯 . 翻訳します . Translate


  • Agencia de Prensa Lima Norte
    Director: José Fuertes Ortega
    Registro ISSN: 2076-9768
    + 001+949+6063650 Gratis
    limanorte28@gmail.com
    prensa@limanorte.com
    Editor inglés: (001) 949 606 3650
    Edición Español: (001) 949 661 1789
    Portugués: (0055) 513 407 0979

  • Empresas & Negocios

    Se inauguró el CA World 17 presentando soluciones innovadoras

    — En el evento se exhiben más de 20 productos nuevos y mejorados de CA Technologies ► CA WORLD ’17 – El CEO de CA Technologies Mike Gregoire, inauguró el → CA ... Leer Más

    Oster® Xpert Series TM : la licuadora que transforma el estilo de vida

    — Con la licuadora Oster® XPERT SeriesTM es posible preparar todo tipo de alimentos en tan solo un minuto » Oster Perú presentó la nueva integrante de la familia de licuadoras XPERT ... Leer Más

    Hay 215 oportunidades exportables, no aprovechadas, en Turquía

    — El director del CIEN–ADEX, Carlos González, afirma que Turquía también puede ser un canal hacia otros países de su región. Related ... Leer Más


  • Miriada

  • La Historia del Distrito Independencia

  • Para la Agenda

    Primer Encuentro Nacional de afectados por metales pesados

    ► Lunes 27 de noviembre al viernes 1 de diciembre — En el marco de la Semana sobre la problemática de salud ambiental vinculada a las industrias extractivas en el país, diversas organizaciones sociales ... Leer Más

    Alianza Francesa de Los Olivos realizará Jornada de Puertas Abiertas

    » Sábado 18  — La Alianza Francesa de Lima tiene el agrado de invitar, el sábado 18 de noviembre, a una jornada de “Puertas Abiertas”, en su sede de Los Olivos en Jr. ... Leer Más

    Descarte gratuito de Diabetes para las 100 primeras personas que acudan a los Hospitales de la Solidaridad

    » Viernes 17 de noviembre – Además, 50% de descuento en Endocrinología y Medicina Interna. Related ... Leer Más


    %d bloggers like this: